Amancio Ortega dona 18,2 millones a Castilla y León para equipos de radioterapia de última generación contra el cáncer

  Jueves, 11 de mayo de 2017

  ICAL

radioterapia

La sanidad pública de Castilla y León contará en tres años con una red de equipos de diagnóstico y tratamiento contra el cáncer de última generación, una inversión que la Junta financiará con la aportación de 18,29 millones de euros de la Fundación Amancio Ortega. En concreto, la ayuda permitirá a Sacyl comprar seis nuevos aceleradores lineales, la renovación de otros dos, la adquisición de 21 mamógrafos digitales, así como un sistema de radioterapia intraoperatoria móvil que se ubicará en Salamanca.

El presidente de la Junta de Castilla y León, Juan Vicente Herrera, y el vicepresidente de la Fundación Amancio Ortega, José Arnau, suscribieron hoy el acuerdo por el que la Comunidad recibirá esta aportación, que se enmarca en el programa de la entidad para todo el país, que incluye un desembolso total de 320 millones de euros. Al acto, que se celebró en la Sala de Mapas del Colegio de la Asunción de Valladolid, acudieron diferentes profesionales y responsables de la atención oncológica de la Comunidad.

El acuerdo prevé la compra de seis nuevos aceleradores lineales para la sustitución de los actuales en las unidades de radioterapia ubicadas en Salamanca (dos), Valladolid (dos), León (uno) y Zamora (uno) y la actualización de otros dos en Salamanca y Valladolid, y la adquisición de un sistema de radioterapia intraoperatoria móvil para Salamanca.

Según explicó el jefe del Ejecutivo autonómico, los nuevos aceleradores son equipos de última generación, con mayor precisión, ya que el haz de radiación se adapta de forma más exacta a la forma del tumor, permite modular la intensidad según las necesidades en las distintas áreas del tumor y las zonas adyacentes. De esta manera se consigue un tratamiento más efectivo, menos tóxico y, por lo tanto, con una mejor respuesta terapéutica.

Además, fuentes de la Junta indicaron que la radioterapia intraoperatoria es un desarrollo tecnológico innovador móvil que permite la administración de una dosis única de radioterapia en el propio quirófano directamente en la zona intervenida, reduciendo el tiempo total de tratamiento, así como algunas de las complicaciones de la radioterapia externa. En 2002, la Comunidad contaba con cautro aceleradores lineales, mientras que ahora dispone de once.

Asimismo, la donación permitirá que la Gerencia Regional de Salud compre un total de 21 mamógrafos digitales. Este equipamiento se empleará para sustituir tanto los que se utilizan en el programa de detección precoz de cáncer de mama, como para mejorar aquellos que se emplean con fines diagnósticos durante los próximos cuatro años. Así se instalarán dos nuevos en Ávila; otros tantos en Burgos; cuatro en León; dos en Palencia; tres en Salamanca; dos Segovia; dos en Soria; dos en Valladolid y dos en Zamora.

Incorporan la tomosíntesis, técnica que permite visualizar la mama en tres dimensiones, permitiendo detectar tumores en fases más incipientes y reducir los falsos positivos. También incluyen un equipo de esterotaxia para la realización de biopsias de gran precisión en lesiones milimétricas.

 

Ayuda necesaria, importante y bienvenida

El jefe del Ejecutivo autonómico insistió en que toda ayuda es “necesaria”, “importante” y “bienvenida”, más en el ámbito sanitario, que reconoció es el servicio que más tensiones ha sufrido durante la “larga” y “dura” crisis económica. Por ello, reconoció la “grandeza” de Amacio Ortega, un empresario que recordó tiene profundas raíces en Castilla y León, y una figura “excepcional”, que ha impulsado este programa de ayudas a la renovación de los equipos contra el cáncer por “empeño personal”.

Por su parte, el vicepresidente de la Fundación destacó que esta iniciativa pretende mejorar la calidad de vida de las personas, a través de la salud, de acuerdo a los principios que han marcado la trayectoria empresarial de Amancio Ortega, que lo llevó a crear hace más de una década la entidad sin ánimo de lucro. También destacó la apuesta por proyecto sociales con aplicación inmediata y práctica, que se traduzcan en una mejora “sensible” e “incontestable” para los ciudadanos, así como que beneficie al mayor número posible.

Por ello, José Arnau destacó la colaboración que presta la Fundación a la sanidad, uno de los pilares del Estado de Bienestar, que constituye un sistema universal y de calidad. De la misma forma, Herrera puso en valor esta actuación, que se suma a los beneficios -dijo- que el grupo Inditex, presente en los cinco continentes, aporta a la sociedad, a través de los 150.000 empleos que mantiene y los productos que ha sacado al mercado, lo que genera actividad inducida.

Herrera valoró la aportación económica debido a que las mejoras son “infinitas” en la sanidad, la competencia -dijo- más “compleja y difícil” de todas, debido a que la asistencia es universal y gratuita, y a que el gasto es estructural e inelástico. Además, aseguró que es la “máxima prioridad” política y añadió que en las cuentas de este año figuran 3.477 millones, un 5,4 por ciento más, lo que supone el 44 por ciento del gasto no financiero de las consejerías. Por ello, añadió, la Junta ha defendido un capítulo propio en el nuevo modelo de financiación que se negocia.

Voluntad de escuchar

Herrera refrendó la voluntad de “escuchar” de la Junta a los profesionales y responsables sanitarios vinculados a la oncología con el objetivo de “acertar”. De hecho, destacó que con su experiencia, conocimiento y consejo han contribuido a diseñar la estrategia que marcará la política de atención oncolológica y los servicios de radioterapia. Además, asumió las demandas del grupo asesor creado por la Consejería de Sanidad para definir el mapa de estos servicios.

Al respecto, el presidente asumió la consolidación y potenciación de los servicios oncológicos y la garantía de acceso de todos los enfermos a tratamientos de última generación. Herrera, que se refirió a las demandas del Procurador del Común, aseguró que se debe promover una asistencia efectiva y de calidad, en la que prime los criterios médicos, frente a la “mera eficacia económica”.

También destacó los trabajos iniciados para mejorar el transporte y las ayudas por desplazamiento, manutención y alojamiento, debido a la existencia de unidades y servicios de referencia en la Comunidad, pero también se refirió a los acuerdos con la Asociación Española contra el Cáncer (AECC) de Burgos, Salamanca y Valladolid para el alojamiento de enfermos y familiares, y la próxima firma de otro protocolo para gestionar las estancias hoteleras. Además, destacó la creación de la figura de la enfermera gestora de casos.

En materia de investigación, pese a la necesidad de mejora, destacó la creación de la Fundación Instituto de Investigación Biomédica de Salamanca y la futura Red de Investigación Clínica Oncológica de Castilla y León, que potenciará alianzas entre servicios hospitalarios y con centros como el Ibsal y el de Investsigación del Cáncer, ambos ubicados en Salamanca.

Enfermedad

Herrera insistió en que el fin último es mejorar las tasas de supervivencia del cáncer y la calidad de vida de los enfermos, pues esta enfermedad es la segunda causa de muerte en Castilla y León, con unos 7.892 fallecimientos al año. En la actualidad, la Comunidad registra una media de 166.147 consultas de oncología hospitalaria en cada ejercicio, dato que se completa con el hecho de que cada año se registran unos 21.503 ingresos en los centros de atención especializada por cáncer. Asimismo, unos 5.136 ciudadanos reciben anualmente tratamientos con radioterapia en la Comunidad -en un total de 99.895 sesiones-.

En total, en Castilla y León hay 9.783 mujeres diagnosticadas de cáncer de mama, que requieren 1.700 ingresos hospitalarios cada año. El número de mamografías anuales realizadas es de 63.218, además de las 118.730 que se realizan en el programa de ‘screening’. Destaca además la actividad del Consejo Genético, que realiza anualmente 825 estudios de cáncer de mama y ovario, de los cuales 647 -78,4 por ciento- son a pacientes y 178 -22,6 por ciento- a familiares. En cuanto al cáncer de cérvix, cada año se realizan 68.317 estudios de cribado, de los que un 2,4 por ciento dan resultado positivo, mientras que para el de colon se realizan anualmente 102.557 colonoscopias.

Acto

En el acto de firma de este acuerdo de colaboración asistieron, por parte de la Fundación Amancio Ortega, el director general de la Fundación, Óscar Ortega, y el director de Comunicación, Raúl Estradera. Por parte de la Consejería de Sanidad acudieron el consejero, Antonio María Sáez; el gerente regional de Salud, Rafael López, otros representantes de la Consejería y diversos jefes de servicios de oncología, oncología radioterápica, radiofísica y protección radiológica y radiodiagnóstico de la Comunidad, todos ellos en representación de los complejos asistenciales de Burgos, León, Salamanca y Zamora y de los hospitales Clínico Universitario y Río Hortega de Valladolid.

 


Todos los contenidos informativos, gráficos y de cualquier otro tipo son propiedad de Infobierzo.com.
Cualquier utilización sin autorización expresa constituye un delito contra la propiedad intelectual.
 

Avenida España 37 - 24402, Ponferrada 
El Bierzo, León - España.
 
 
"Usamos Cookies" / Política de Datos y Responsabilidades del lector
 
Para contactar con Infobierzo.com, envíe un correo electrónico a 
redaccion@infobierzo.com -- deportes@infobierzo.com -- comercial@infobierzo.com -- soporte.tecnico@infobierzo.es