Despedir el año brindando con espumosos del Bierzo

Aunque buscan romper la estacionalidad, el 90% de los espumosos se venden en Navidad. Algo más de 50.000 botellas salen al mercado y buscan hueco en la mesa de las fiestas. El Godello es la seña de identidad.

  Lunes, 26 de diciembre de 2016

20151217_005

Aunque buscan romper la estacionalidad, el 90% de los espumosos de las pocas bodegas que apuestan por esta gama, se venden en Navidad. Algo más de 50.000 botellas salen al mercado y buscan hueco en la mesa de las fiestas pidiendo paso sobre los cavas foráneos. El Godello es la seña de identidad, y su calidad es un factor que está haciendo repuntar las ventas.

 

Llega la Navidad, con sus comidas y cenas familiares, y con ella los espumosos bercianos, que pueblan las mesas de la comarca en las celebraciones de estas fechas. Cada vez son más los bercianos que apuestan por un espumoso de cosecha comarcal y por ello las bodegas se vuelcan en dar a conocer sus productos. En El Bierzo, bodegas como Vinos Guerra, Viñas del Bierzo y  Palacio de Canedo muestran sus espumosos con orgullo y con la intención de quitarle mercado a los cavas catalanes, algo que comienza a dar sus frutos.

Contra lo que las bodegas del Bierzo tienen que pelear es con romper la estacionalidad, ya que, según datos de las mismas, el 90% de los espumosos se venden en Navidad. Asimismo, otra traba es la barrera que existe por el hecho de tratarse de un producto autóctono, que algunos compradores suponen que es de menor calidad, cuando no es así. Así, José Manuel Ferreira, enólogo de Prada a Tope, considera que “hay que romper esas barreras y cruzar fronteras, porque están gustando mucho. Lo que hacemos con estos espumosos de variedades de uva autóctonas es vender El Bierzo”.

angel guerra 2

Don Perejón, de Vinos Guerra / Fotos de Víctor Alón.

En Vinos Guerra, de la Cooperativa de Cacabelos, encontramos el Don Perejón, un “referente en la comarca al ser el primero que se hizo en El Bierzo”, explica el director de la bodega, Ángel Gómez. Todo un clásico. El Don Perejón se presenta en dos variedades, brut y semiseco, de las que se lanzan 7.000 y 3.000 botellas, respectivamente. Ambas están elaboradas con uva Palomino, Doña Blanca y Godello. El destino de estas botellas es El Bierzo y el mercado nacional.

El Don Perejón presenta “una burbuja muy fina, con aromas furatles a manzana, pera y frambuesa” y no tiene por qué limitarse a ser consumido en los postres, como es tradición, ya que “marida muy bien con pastas, arroz y jamón”. El proceso de elaboración es muy corto: el blanco es del año, reposa en botella y se remueve en una bailarinas. Posteriormente se congela el cuello de la botella, donde quedan todas las impurezas para ser eliminadas y se le añaden los aditivos de azúcar y vermú.

Xamprada, de Prada a Tope.

Xamprada, de Prada a Tope.

Por su parte, Prada a Tope trae el Xamprada, un producto por el que “llevamos apostando 27 años”, según afirma Ferreira. En total cuatro variedades distintas de espumoso. Dos blancos, extra brut y reserva, elaborados con uva Godello y Chardonnay; y dos rosados, extrabrut, premiado con el Zarcillo de Plata, y semiseco, realizados con uva Mencía pero con parte de Godello. Los cuatro espumosos de Prada son ecológicos con certificación.

Los blancos tienen un sabor “más fino, elegante y sobrio” mientras que los rosados son “femeninos, con sabor a golosina y notas de frambuesa y fresa”. La producción alcanza las 15.000 botellas en los blancos y las 10.000 en los rosados y tienen un importante mercado nacional, pero también han llegado a Suiza y Holanda.

lorena camponaraya.1

Ardayel, de Viñas del Bierzo.

En Viñas del Bierzo, en Camponaraya, Aradayel es sinónimo de espumoso. También existen variedades en blanco y rosado, la primera realizada con uvas Godello y Valenciana, mientras que la segunda es 100% Mencía. Se han producido 10.000 y 4.000 botellas, respectivamente, y su principal mercado es el nacional, con importantes focos de venta en las Baleares.

El blanco es semidulce y el rosado brut, de color brillante y limpio y burbuja fina. El método de preparación es el tradicional para los rosados, con una segunda fermentación en botella no menor de nueve meses. Otro vino destaca de la cooperativa de Camponaraya es el Alma Mater, de nueva creación y del que se han producido 15.000 botellas del blanco y otras tantas del rosado, con un diseño atractivo para llamar la atención y introducir a los jóvenes en el mundo del vino a través de su sabor suave. Un reflejo del “equipo humano joven y la tecnología que tenemos en Viñas del Bierzo”, afirma su enóloga, Lorena Castro.

Todos los contenidos informativos, gráficos y de cualquier otro tipo son propiedad de Infobierzo.com.
Cualquier utilización sin autorización expresa constituye un delito contra la propiedad intelectual.
 

Avenida de La Puebla 9 1B - 24402, Ponferrada 
El Bierzo, León - España.
 
 
"Usamos Cookies" / Política de Datos y Responsabilidades del lector
 
Para contactar con Infobierzo.com, envíe un correo electrónico a 
redaccion@infobierzo.com -- deportes@infobierzo.com -- comercial@infobierzo.com -- soporte.tecnico@infobierzo.es