Cuándo incorporar en nuestra dieta colágeno con magnesio

En
Tendencias Salud y Ciencia

El colágeno y el magnesio son dos nutrientes esenciales para nuestro organismo. El colágeno, conocido como la proteína de la juventud, cuesta con un papel importantísimo dentro del buen mantenimiento de nuestro organismo, sobre todo si hablamos de musculatura, cartílagos y tendones. Por su parte, el magnesio también cuenta con una estupenda acción sobre nuestros cartílagos, previniendo su deterioro y ayudándonos a controlar ciertas molestias musculares.

Para contar con unos buenos índices de colágeno y magnesio en nuestro organismo es importante mantener una alimentación saludable, en la que podamos ingerir alimentos ricos en estas  proteínas y minerales y que nos ayuden a mantenernos saludables.

Aún comiendo sano, algunas personas no consiguen alcanzar los niveles necesarios de estos nutrientes, teniendo que complementar su dieta con suplementos alimenticios de colágeno con magnesio. Por ese motivo, en este post veremos para quién es importante suplementar su dieta, qué beneficios otorgan los suplementos de colágeno con magnesio y cómo se pueden introducir de manera sencilla en cualquier dieta.

¿Para quién es importante suplementar su dieta con colágeno y magnesio?

Suplementar nuestra alimentación con colágeno y magnesio es una decisión que, ante todo, debe estar avalada por un especialista que haya estudiado cada caso concreto para establecer una serie de pautas de ingesta. Más allá de esto, ciertas personas pueden verse en la situación de tener que complementar su alimentación este tipo de suplementos, como las personas veganas o vegetarianas que no ingieren ningún tipo de proteína de origen animal.

Otro caso de personas que podrían necesitar un suplemento de colágeno con magnesio son aquellas personas que tengan dificultad para absorber estos nutrientes o de alguno de los aminoácidos que componen, por ejemplo, la matriz del colágeno, como la lisina, la glicina y la prolina.

El consumo de alimentos ricos en estos nutrientes o, en su defecto, de un suplemento alimenticio de colágeno con magnesio está también indicado para personas que sufran enfermedades relacionadas con los huesos o la musculatura, como osteoporosis o la tendinitis, así como para aquellas personas que quieran fortalecer su pelo o sus uñas por tendencia a la caída.

Además, es también muy común que los adultos también tengan que suplementar su dieta con este tipo de ayuda. El colágeno deja de producirse conforme pasan los años, por eso su consumo está recomendado en personas mayores de 40 años, así como también para deportistas o personas que practican deporte cada día.

Los beneficios del magnesio y el colágeno

El magnesio y el colágeno funcionan como dos preservadores de la salud de nuestras articulaciones, pudiendo ayudarnos a prevenir deterioros como la artrosis, la osteoporosis y las tendinitis. Además, favorecen muchísimo la regeneración muscular y ósea, además de prevenir el envejecimiento prematuro de nuestros tendones y articulaciones.

Por otra parte, tanto el colágeno como el magnesio son estupendos aliados que aquellas personas que quieran aumentar su masa muscular, ya que aportan gran energía a los músculos y impiden que ocurra un desgaste continuado. En este sentido, son dos nutrientes muy eficaces para los deportistas, ya que evitan enormemente la aparición de agujetas, calambres o contracturas.

Además, el colágeno concretamente ayuda muchísimo en el cuidado de la piel y puede regularizar los niveles de colesterol y azúcar en sangre. Finalmente, ambos nutrientes son esenciales para ayudar a la correcta absorción de otros minerales y vitaminas que ingerimos en cada comida. 

Cómo introducir el colágeno con magnesio en nuestra dieta

Lo cierto es que, por suerte, hoy en día contamos con todo tipo de opciones para introducir colágeno con magnesio en nuestra dieta. Para empezar, nuestra principal fuente de este tipo de nutrientes debe ser siempre una dieta saludable, variada y en la que ciertos alimentos estén siempre presentes, como las frutas, las verduras o las legumbres.

Un buen ejemplo de un alimento rico, sencillo y que aporta mucho colágeno a nuestro organismo son las sopas o los caldos hechos con huesos y carcasas. También podemos acudir a alimentos como el pescado azul, los huevos, los frutos rojos, algunos frutos secos y vegetales tan clásicos como el pimiento, el brócoli, las espinacas o el tomate.

Por otro lado, si tenemos que complementar nuestra dieta con un suplemento alimenticio de colágeno con magnesio, lo mejor es acudir a un especialista que nos pueda indicar qué cantidad en concreto se adecúa a nuestras necesidades y exigencias. Por lo demás, estos suplementos de colágeno con magnesio se suelen tomar con cada comida para facilitar su absorción.

Share on facebook
Share on twitter
Share on telegram
Share on whatsapp
Share on email
Share on print
Share on facebook
Share on twitter
Share on telegram
Share on whatsapp
Share on email
Share on facebook
Share on twitter
Share on telegram
Share on whatsapp
Share on email
Share on print
Todos los contenidos informativos, gráficos y de cualquier otro tipo son propiedad de Infobierzo.com.
Cualquier utilización sin autorización expresa constituye un delito contra la propiedad intelectual.
 


Av Minería 1, 2ª Planta - 24402, Ponferrada 
El Bierzo, León - España.
 
 
Quienes somos / Política de Datos y privacidad / Aviso legal / Usamos cookies
Declaración al lector / Código ético y misión editorial
 
Para contactar con Infobierzo.com, envíe un correo electrónico a 
redaccion@infobierzo.com O llame al 987 42 53 59