¿Es recomendable el sérum para las arrugas a los 40?

  miércoles, 31 de octubre de 2018

Intentamos mantener la rutina de belleza facial siguiendo siempre los mismos parámetros: Limpieza, tonificación e hidratación. Esta línea resulta ideal para el cuidado del rostro hasta un determinado momento en el que la piel requiere otro tipo de producto, que ayude a mantener su juventud y vitalidad. Estamos hablando del sérum, llegados a este punto, la incógnita más frecuente en el cuidado facial es cuándo se debe comenzar con la aplicación de un sérum adecuado en el rostro.

En primer lugar, debemos comenzar explicando qué es exactamente un sérum y en que nos va a beneficiar. Un sérum se trata de un concentrado con una serie de principios activos más potentes que los de una crema hidratante. Por lo tanto, podemos decir que la utilización de una crema hidratante dejará de ser suficiente para eliminar las marcas de envejecimiento que pueden ir saliendo a una determina edad. Esto lo consigue, además, con la capacidad que posee de penetrar en algunas capas de la piel a las que una crema normal no es capaz de llegar.

Con todo esto, si conocemos la edad en la que empiezan a aparecer los signos de envejecimiento en la piel, sabremos que podemos paliarlas a partir de entonces con la utilización de un sérum antiedad , ya que, como hemos visto, una crema hidratante no será suficiente. La edad en la que empezaremos a ver estas marcas propias de la edad es a partir de los 30 años, ésta es la marca de comienzo en la que la utilización de un sérum que prevenga la aparición de marcas, se debe volver un imprescindible en nuestro ritual de hidratación facial. Caso aparte son aquellas pieles con un estado de sequedad mayor o con problemas de acné, éstas, claramente necesitan de un sérum apropiado para mitigar la imperfección cuanto antes.

Comenzábamos preguntándonos si utilizar un sérum a los 40 era recomendable, pues lo cierto es que a esa edad, ya deberíamos haber estado aplicándolo con anterioridad y estar introducido en la rutina diaria de hidratación facial. Ahora bien, si hemos introducido un nuevo producto: el sérum, ¿Qué hacemos con la crema hidratante? Mantenerla. Primero haremos una limpieza del rostro, a continuación una loción suave para que se adapten a la perfección los cosméticos siguientes en el rostro. Ahora aplicaremos el sérum antiedad y finalmente la crema hidratante.

Lo cierto es que a partir de los 40, las mujeres comienzan a experimentar ciertos cambios, incluidos en la piel del rostro, y por ello se debe adecuar el ritual de belleza a la edad y ser metódicos con la nueva rutina adquirida. Notaremos que la piel se encuentra más seca de lo que estaba anteriormente, aparecen manchas y desaparece el tono que solía mostrar la piel, junto la luminosidad y vitalidad e incluso parece más taciturna. Todo esto se debe a que la cantidad de colágeno que genera nuestro cuerpo disminuye considerablemente. A esta edad debemos introducir una crema con efecto antiarrugas y que consiga tensar la piel, con el fin de que no luzca flácida. Por otra parte, la utilización de un sérum antiedad debe ser totalmente imprescindible en nuestra rutina: por la mañana y por la noche, siempre antes de la aplicación de la crema hidratante.

Fuente: https://www.dosfarma.com/


Todos los contenidos informativos, gráficos y de cualquier otro tipo son propiedad de Infobierzo.com.
Cualquier utilización sin autorización expresa constituye un delito contra la propiedad intelectual.
 

Avenida España 37 - 24402, Ponferrada 
El Bierzo, León - España.
 
 
"Usamos Cookies" / Política de Datos y Responsabilidades del lector
 
Para contactar con Infobierzo.com, envíe un correo electrónico a 
redaccion@infobierzo.com -- deportes@infobierzo.com -- comercial@infobierzo.com -- soporte.tecnico@infobierzo.es