La mitad de los castaños de los Ancares sufre daños importantes a causa del chancro

El experto Julio Javier Díez Casero destaca que no es sólo un problema ecológico, sino también económico porque supone una reducción de su crecimiento y producción

  viernes, 15 de febrero de 2019

Diez Casero presenta su investigación sobre el chancro en la Reserva de la Biosfera de los Ancares.

El doctor en Patología Forestal de la Universidad de Valladolid (UVa) y miembro del Comité Científico de la Reserva de la Biosfera de los Ancares Leoneses (RBALE), Julio Javier Díez Casero, presentó este viernes en Vega de Espinareda la investigación que han realizado sobre el chancro del castaño, con una evaluación de sus daños. "La gran mayoría de los castaños de la Reserva de la Biosfera de los Ancares están afectados, ya con daños de cierta importancia entre un 40 y un 60 %", señaló Díez Casero, que puntualizó que en su estudio han seleccionado una muestra representativa con el análisis de cuatro castaños en cada una de las 16 zonas elegidas.

Se trata de una enfermedad con la que esta especie lleva "conviviendo" durante muchos años y advirtió que, su principal problema, es que afecta al árbol hasta poder llegar a matarlo. "El problema se agrava porque es una especie forestal con bastante importancia y repercusión en estas zonas como medio para fijar población", añadió el experto, que entiende que es una "especie tradicional" que además sirve de sustento para las economías rurales con el fruto, cuyo precio se ha revalorizado en los últimos años, y la madera, que siempre ha estado bien cotizada. "Es un problema ecológico, pero también económico por lo que supone para estos pueblos", apostilló.

Díez Casero señaló que muchos de esos ejemplares afectados morirán o, cuanto menos, su estado sanitario va a empeorar bastante con lo que ello implica: menor crecimiento y menor producción (menos madera y menos castañas). Y eso tiene un impacto en la economía local. Hay que tratarla, como en su momento hubo que luchar contra la tiña y cómo ahora hay que plantearse cómo combatir una nueva amenaza, la avispilla del castaño. "Todavía el chancro es la que más daños está causando", detalla.

Hubo bastantes árboles afectados por el chancro y, ahora mismo, se mantiene. Así, no pueden hacer una previsión de como evolucionará, algo que se complica también con el cambio climático. "Eso sí, a mejor no va a ir", lamentó el experto de la UVa, que destacó la importancia del estudio realizado porque el primer paso para iniciar el tratamiento 'lipovirulento' que hay que hacer "con mayor intensidad" es conocer la extensión de los daños y la diversidad de la población de este hongo pátogeno. "Si queremos combatir la enfermedad lo primero que tenemos que saber es qué daños tenemos y qué diversidad, es decir, qué razas de hongo tenemos en la zona", añade Díez Casero, que avanza que "tienen bastantes visos de responder bien a la enfermedad".

En cuanto a ese tratamiento 'lipovirulento' hizo un símil con una gripe. El experto explicó que en los ejemplares afectados hay un hongo malo y un hongo bueno, que no provoca la enfermedad pero que es portador de un virus como si fuera una gripe que a él no le afecta. Así, este último es capaz de controlar al hongo malo al propagarle esa gripe, al cual no es resistente.


Todos los contenidos informativos, gráficos y de cualquier otro tipo son propiedad de Infobierzo.com.
Cualquier utilización sin autorización expresa constituye un delito contra la propiedad intelectual.
 

Avenida España 37 - 24402, Ponferrada 
El Bierzo, León - España.
 
 
"Usamos Cookies" / Política de Datos y Responsabilidades del lector
 
Para contactar con Infobierzo.com, envíe un correo electrónico a 
redaccion@infobierzo.com -- deportes@infobierzo.com -- comercial@infobierzo.com -- soporte.tecnico@infobierzo.es