La villafranquina Raquel Suárez, a un paso de ascender al ‘Olimpo’ deportivo como árbitra de Primera División Femenina – INFO BIERZO

La villafranquina Raquel Suárez, a un paso de ascender al ‘Olimpo’ deportivo como árbitra de Primera División Femenina

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on telegram
Telegram
Share on whatsapp
WhatsApp
Share on email
Email
Share on print
Imprimir

La berciana realiza este viernes y mañana sábado las pruebas de acceso para el ascenso a Primera División Femenina en el cursillo del Comité de Árbitros de la Real Federación Española de Fútbol (RFEF)

TeresaLozano

 

Empezó en el mundo del arbitraje en la temporada 2013/2014 motivada por su pasión por el fútbol, las ganas de hacer deporte mientras estudiaba Magisterio en León y el empujón de un primo árbitro que buscaba igualdad de género en este sector tan ‘masculinizado’. Seis años después, en la actual temporada 2019/2020, opta a una de las dos plazas existentes en todo el país para arbitrar la Primera División Femenina de la Liga Iberdrola, como representante de Castilla y León. 

Raquel Suárez González, berciana de pura cepa nacida en Villafranca del Bierzo, está decidida a darle al arbitraje la relevancia que se merece y a seguir los pasos de esa generación de deportistas de la Comarca que han llegado a lo más alto en su respectiva categoría, llevando El Bierzo por bandera. Lydia Valentín, Sabina Asenjo, Saúl Ordóñez, Nuria Lugueros, Marta Casado, los equipos de baloncesto Embutidos Pajariel de Bembibre y el Ciudad de Ponferrada, la SD Ponferradina,o su compañero de profesión y uno de sus referentes, José Luis González González, son algunos de los ejemplos en materia deportiva que forman parte de ese ‘Olimpo’ berciano, del que la villafranquina está a un paso de formar parte. 

A pesar de ello, Raquel asegura que “llegar hasta aquí ya es un gran premio y reconocimiento”. “No sé si lo conseguiré porque solo son dos plazas de entre unas 30 candidatas de toda España, pero si no es este año seguiré luchando por ello la temporada que viene”, afirma con determinación.

 

 

Pruebas arbitrales de ascenso 

Las pruebas de ascenso a Primera División Femenina del Comité de Árbitros Nacional deberían haberse celebrado hace un mes, pero el Coronavirus las ha atrasado hasta este viernes y mañana sábado, cambiando también el lugar de su lugar de celebración, de Madrid a cada una de las Comunidades Autónomas de España. En el caso de Raquel, hoy se ha enfrentado en Arroyo de la Encomienda (Valladolid) a las pruebas físicas y mañana será el turno de las teóricas.

Para alcanzar este punto, la berciana asegura que “han sido años de mucho esfuerzo, de mucho trabajo y de sacrificar celebraciones o fechas señaladas por viajes de partidos”. “No solo a nivel físico, también teórico, porque no es solo arbitrar partidos y ya está; cada temporada tenemos que superar varias pruebas para poder ir ascendiendo”. En cuanto a la preparación para este gran reto -marcado además por la irrupción del Coronavirus- en cuanto a la parte física, Raquel contó durante el confinamiento con entrenamientos ‘online’ impartidos por un preparador del Comité de León, que se trasladaron después a las instalaciones deportivas del Ayuntamiento de Villafranca y del Club Atlético Bembibre, a los que Raquel ha querido mostrar un gran agradecimiento. “He dedicado tres días a la semana a entrenar las pruebas y, a parte, he realizado un trabajo específico de fuerza, algo muy importante para cualquier deportista”. Para la preparación teórica “contamos con una plataforma en la que nos van colgando exámenes para probar los estudiado, así como el apoyo del comité (tanto provincial como territorial) para cualquier duda que tengamos”.

Respecto a lo mejor y lo peor que le da el arbitraje, Raquel reconoce que “es algo que ha cambiado mi forma de ser, haciéndome mejor persona. Me ha aportado madurez, sensatez, responsabilidad y mucha paciencia; me ha permitido viajar por toda España y conocer muchos lugares y personas que han pasado de ser compañeros y compañeras a amigos y amigas”. Además, “aunque soy berciana, pertenezco al Comité de León porque es donde resido y somos como una gran familia“. En cuanto a lo malo, afirma tajantemente que “no creo que arbitrar me aporte nada malo y si lo hace es tan irrelevante que no me doy cuenta. Tengo claro que el día que la balanza se incline hacia el lado negativo lo dejaré”.

 

 

Machismo en el campo

En la línea de cosas negativas, era inevitable ‘tocar’ el tema de las agresiones verbales o malas experiencias vividas en el campo por ser árbitra. Raquel asegura haberlas sufrido en muchas ocasiones, tanto arbitrando partidos de chicos como de chicas. “Cuando empecé era mítico oír cosas como ‘uy, hoy nos arbitra una chica’, pero a día de hoy se ha dejado de oír porque ya hay muchas más chicas que cuando yo empecé”, asegura. Algo similar le ocurrió cuando ascendió a provincial y compartía arbitraje con chicos. “El delegado asumía que yo no era la árbitra y le daba las fichas a alguno de mis compañeros…, aunque esto también ha cambiado en los último años”. “Como mujer me siento respetada por parte de los responsables de los equipos y de los jugadores, incluso los futbolistas por ser mujer creo que me protestan o increpan de manera menos agresiva que a mis compañeros hombres”, matiza.

En este sentido, Raquel añade que “por lo general, a todos los árbitros nos insultan o increpan, pero por el hecho de ser árbitro a secas, no árbitro y mujer. Menos mal que el 80% de las cosas no las escuchamos porque nos metemos en el partido y nos ‘aislamos’ de lo de fuera….”. Aún así, reconoce que los peores comentarios “y los más machistas” los ha recibido por parte de mujeres del publico. “He tenido que llegar a aguantar como una mujer se pasó los 45 minutos de la segunda parte de un partido fijando sus reproches hacia mí con comentarios del tipo ‘solo estás aquí para lucirte’, ‘no sabes hacer bien más que la trenza’, ‘al final tienen razón y las mujeres mejor fregando’ o ‘estás aquí para ver que polla te puedes chupar’.

Aún así, “jamás me he plateado dejarlo por esto”. “El arbitraje es un mundo muy bonito que me aporta un montón de cosas buenas”. Entre ellas las dos mejores experiencias que atesora arbitrando, que le han marcado “y que estoy segura de que nunca se me van a olvidar”. La primera, durante la temporada pasada, “cuando pude arbitrar en un campo como es Mestalla el derbi femenino Valencia-Levante de la Liga Iberdrola, además de poder disfrutarlo con dos compañeras y amigas, Lidia Lombardero y Verónica González”. El segundo ‘momentazo’ marcado a fuego para Raquel -también la pasada temporada-, fue la oportunidad de arbitrar, como árbitro principal, un partido de play off de ascenso de la Liga Iberdrola entre el Santa Teresa-Tarancón. “El ambiente y presión que conlleva siempre un de play-off es para recordar, además de hacerlo también acompañada de dos amigas, Ana Laura Herrero y Andrea Rueda. Para mí ambos partidos fueron sueños cumplidos”.

 

Raquel (2D) durante la celebración de las pruebas este viernes / FCyLF

 

Últimas noticias

Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on email
Todos los contenidos informativos, gráficos y de cualquier otro tipo son propiedad de Infobierzo.com.
Cualquier utilización sin autorización expresa constituye un delito contra la propiedad intelectual.
 

Avenida España 37 - 24402, Ponferrada 
El Bierzo, León - España.
 
 
Quienes somos / Política de Datos y privacidad / Aviso legal / Usamos cookies
Declaración al lector / Código ético y misión editorial
 
Para contactar con Infobierzo.com, envíe un correo electrónico a 
redaccion@infobierzo.com -- deportes@infobierzo.com -- comercial@infobierzo.com -- soporte.tecnico@infobierzo.es