La Junta de Castilla y León constata que el 38% de los ingresos en UCI “no están vacunados”