Sin relevo generacional laboral: Castilla y León pierde en una década 140.700 asalariados de entre 16 y 34 años

CCOO advierte de que más de 13.000 jóvenes abandonaron las Comunidad en el último lustro y constata que la ausencia de mano de obra pone en peligro el futuro industrial

  domingo, 2 de diciembre de 2018

  ICAL

Los jóvenes son el futuro. Una sentencia que en el caso de Castilla y León transporta hacia una pesimista visión de lo que deparará a la Comunidad, la evolución demográfica durante los próximos años. Un informe de CCOO pone de relieve los riesgos de que el mercado laboral se quede sin relevo generacional y constata que entre 2007 y 2017, Castilla y León perdió 140.700 asalariados de entre 16 y 34 años.

En concreto, su número pasó de 332.700 contabilizados en el primer año de la crisis a los 192.000 de una década después. En concreto, el número de hombres asalariados mermó en 80.500, hasta los 101.700 el año pasado; y el de mujeres, en 60.100, hasta las 90.400.

El documento analiza a la “Generación Móvil”, a los jóvenes que son los “nuevos nómadas del mercado de trabajo” y para lo que se está negociando en el Diálogo Social un plan de choque que evite su marcha y facilite su retorno. Un colectivo, destacó la secretaria de Salud Laboral y Juventud de Comisiones Obreras de Castilla y León, Sheila Mateos, que se ha convertido en la “principal víctima” de las reformas laborales, y sus consecuencias en forma de “precariedad en el empleo, temporalidad y flexibilidad”.

La baja demografía y la falta de oportunidades impactan directamente sobre este colectivo llamado a ser el relevo laboral del tejido productivo de Castilla y León. “Son el futuro del sostenimiento del empleo, sino hay mano de obra se acabarán cerrando las industrias”, dijo.

Mateos constató que la situación laboral por la que atraviesa el colectivo en la Comunidad, llevó a más de 13.000 jóvenes a abandonar Castilla y León entre 2013 y 2017, “en busca de nuevas oportunidades y poder tener acceso a una vivienda para poder emanciparse”.

Sheila Mateos destacó también que la investigación pone de relieve que es el sector industrial el que presenta las tasas de empleo más altas entre las personas jóvenes, mientras que las relacionadas con la tecnología sigue estando entre los sectores con tasas más bajas al igual que ocurre con las actividades profesionales, científicas y técnicas; es decir con aquellas que están relacionadas directamente con la innovación tecnológica y la investigación.

Los datos recabados por CCOO concretan que la industria manufacturera asumía en 2017 el 23,6 por ciento de los asalariados de entre 16 y 34 años, seguida por el comercio, con el 14,9 por ciento, y la hostelería, con el 12,1 por ciento. Por el contrario, la rama de información y comunicaciones asumía sólo el 2,5 por ciento; y las actividades profesionales y científicas, el 3,4 por ciento.

Mateos recalcó que con esta estructura no es de extrañar que los jóvenes mejor formados por las universidades tengan que salir fuera a ganarse la vida; y denunció también que en esos sectores de las nuevas tecnologías solo obtienen contrataciones temporales o por horas o teletrabajo, sin apenas cotización.

Herida demográfica

El análisis recalca que el número de personas de entre 16 y 34 años está sufriendo un descenso progresivo y continuado en los últimos años para ambos sexos; bajada que es “mucho más pronunciada” entre la población joven de mayor edad, es decir, entre la que se encuentra comenzando su vida laboral, de manera que en el año 2017 sólo suponían en la comunidad el 15,5 por ciento del total de habitantes de 16 a 30 años, situándose sólo León, Palencia y Zamora ligeramente por debajo de esta media.

El documento precisa que en Castilla y León había el año pasado 428.100 personas de entre 16 y 34 años, el 4,6 por ciento del total de personas de estas edades a nivel nacional y el 18 por ciento por ciento de los habitantes de la Comunidad. En concreto, 80.500 tenían de16 a 19 años, 103.000 de 20 a 24 años y 244.600 de 25 a 34 años. Estos datos representan el 83,4, 69,7 y 67,1 por cien de los contabilizados hace una década, respectivamente.

Del total de estas personas, el porcentaje más elevado de activos se encontraba en los ratios de edad más altos, de manera que entre los 25 y 34 años sólo el 13 por ciento de la población era inactiva. Las mujeres presentaban una tasa de actividad ligeramente inferior a los hombres en todas las edades. “El número de habitantes, tanto de hombres como de mujeres en Castilla y León desciende de forma brusca a medida que aumenta la edad en las que las personas acceden al mundo laboral”, dijo advirtió Mateos.

El análisis se detienen en el colectivo de entre 16 y 30 años, y recalca que registró un porcentaje de parados del 28,1 por ciento el año pasado, y otro de ocupación del 42,1 por ciento. Los 134.002 ocupados de esta franja de edad suponían sólo el 13,8 por ciento del total de la Comunidad, frente al 15,6 por ciento en España. Asimismo, asumían el 27,1 por ciento del desempleo global (37.606), un porcentaje algo mejor que el 29,3 por ciento de la media en España.

La información de CCOO constata además, respecto a estas personas ocupadas, que sólo el once por ciento no eran asalariadas. En cuanto al tipo de contratación de las que sí lo eran, de entre 16 y 30 años, el porcentaje más alto, casi un 60 por ciento correspondía a empleo de carácter temporal y el resto, indefinido. Las diferencias por sexo en este aspecto eran leves, situándose en su porcentaje más alto en un tres por ciento.

Salarios irrisorios

El informe pone de relieve asimismo, los irrisorios salarios que perciben los más jóvenes y que les impide vislumbrar un plan de vida. La retribución anual bruta media percibida hasta los 18 años de edad fue el ejercicio pasado de 880 euros para las mujeres y 1.688 euros para los hombres de esa misma edad, aunque se eleva al aumentar los años, y alcanzó los 13.321 euros para las féminas de 26 a 35 años y de 16.477 euros para los hombres.

Sheila Mateos constató que es preciso observar en los datos que “la brecha salarial entre mujeres y hombres ya resulta significa desde que se accede al mundo laboral en el que se supone que los niveles formativos son similares y que está lejos de descender, va en significativo aumento, estando lejos del objetivo marcado para eliminar la brecha salarial”.

Plan de choque

La secretaria de Salud Laboral y Juventud de CCOO en la Comunidad recordó, en este contexto, que en las mesas del Diálogo Social de este año, están negociando un plan global de políticas de juventud, para frenar la salida de jóvenes y lograr que los que se han marchado retornen.

El sindicato espera que el plan de choque incluya medidas para asentar y mejorar la empleabilidad de los jóvenes castellano leoneses, así como facilitarles el acceso a la vivienda y la emancipación. CCOO plantea al respecto medidas para potenciar la formación dual en alternancia; ayudas para la adquisición de vivienda o alquiler para jóvenes menores de 35 años; mejorar el retorno con un programa tutorizado; impulso a una buena contratación de jóvenes a través de Garantía Juvenil; aumento en la cuantía de las becas; reducción de las tasas universitarias; y fomentar e impulsar los máster y posgrados relacionados con el ámbito de la digitalización en las universidades públicas.

En este contexto, la responsable de CCOO esperó que se cierre un acuerdo en las mesas con la Junta “pronto”, a primeros de enero o febrero, pero constató las dificultades que existen ante la ausencia de un presupuesto. Al respecto, constató que unas cuentas nuevas permitirían destinar más fondos a este programa juvenil, aunque sino es posible y se prorroga, deberán redirigir a este fin, las políticas que no funcionan. “El reto es que el próximo año podamos convertir a nuestra Generación Móvil, en una generación completamente comprometida, estable y garantice el futuro del empleo en Castilla y León”, sentenció.

Negociación colectiva

Mateos también explicó que en paralelo, para que el colectivo no sea víctimas de la precariedad del empleo, los bajos salarios, las condiciones laborales, las contrataciones temporales…desde la Secretaria de Juventud de CCOO de Castilla y León, apuestan por lograr a través d ella negociación colectiva sectorial incrementos salariales adecuados, para que ningún salario sea inferior a 14000 euros.

Asimismo, apostó por medidas para eliminar la brecha salarial, elaborando planes de igualdad en los centros de trabajo para adoptar las medidas adecuadas, eliminando desigualdades en todos los ámbitos laborales, incluido el salario. Otro reto, dijo, es la ordenación del tiempo de trabajo, gestionando una jornada adecuada, eliminando cualquier tipo de horas complementarias o extraordinarias.

La sindicalista apeló también a la necesidad de impulsar la contratación de jóvenes, mejorar su empleabilidad, limitando los contratos formativos o “becarios”, con un seguimiento adecuado de la formación. Apeló además, a la seguridad y salud en el trabajo, con un seguimiento especial y mejorando la prevención de riesgos de trabajo y la evaluación de puestos de trabajo. Defendió también la necesidad de regulación del teletrabajo y la desconexión digital; y por mejorar la incapacidad temporal en los convenios. Por último, defendió la ultractividad de los convenios, prorrogando el existente hasta la firma del siguiente.


Todos los contenidos informativos, gráficos y de cualquier otro tipo son propiedad de Infobierzo.com.
Cualquier utilización sin autorización expresa constituye un delito contra la propiedad intelectual.
 

Avenida España 37 - 24402, Ponferrada 
El Bierzo, León - España.
 
 
"Usamos Cookies" / Política de Datos y Responsabilidades del lector
 
Para contactar con Infobierzo.com, envíe un correo electrónico a 
redaccion@infobierzo.com -- deportes@infobierzo.com -- comercial@infobierzo.com -- soporte.tecnico@infobierzo.es