Fotos y Vídeo : Lucía Suárez / InfoBierzo

Estás en: El día que Ratzinger dejó firmado en Molinaseca “El futuro Papa, Benedicto XVI”, cinco años antes y que los informes periciales avalan
Fotos y Vídeo : Lucía Suárez / InfoBierzo

El día que Ratzinger dejó firmado en Molinaseca “El futuro Papa, Benedicto XVI”, cinco años antes y que los informes periciales avalan

Luis Boya / Lucía Suárez

Después de que el Papa Emérito pisara las calles de esta localidad berciana, concretamente 5 años antes de proclarmarse en cónclave Papa de Roma, Alfredo recibe una postal con unas espirituales palabras y firmada por el nombre de pila del Papa, pero con un añadido: “Futuro Papa Benedicto XVI”, y ahí empezó todo. O bueno, más bien cuando este berciano de Villafranca del Bierzo pero con vida en Molinaseca desde los 2 años, se fijara en Ratzinguer durante la emisión del funeral de Juan Pablo II, y le dijera a su mujer: “a mi este hombre me suena”.

 

Dicen que todos los caminos llevan a Roma. Sin embargo, parece ser que estos caminos tienen ruta en su trayecto hacia Compostela, con parada obligatoria en El Bierzo, concretamente en Molinaseca. Tanto es así, que la Villa del Meruelo aguarda una historia real, avalada por perito caligráfico. Este relato narra la parada de Joseph Aloisius Ratzinger, el Papa Benedicto XVI, en esta localidad del Bierzo, mientras se dirigía hacia Santiago de Compostela, como un peregrino más del Camino.

Aunque esta realidad, producida en el año 2.000, la cuenta en primera persona Alfredo Álvarez, hospitalario de albergues (como el de Santa Marina) en Molinaseca, que vivió en sus propias pieles una de las experiencias más inolvidables de su vida, como él mismo define, ya que él le dio cobijo en su albergue, sin saber que la suerte depararía a aquel peregrino ser el máximo mandatario de la iglesia católica unos meses después.

Después de que el Papa Emérito pisara las calles de esta localidad berciana, concretamente 5 años antes de proclarmarse en cónclave Papa de Roma, Alfredo recibe una postal con unas espirituales palabras y firmada por el nombre de pila del Papa, pero con un añadido: “Futuro Papa Benedicto XVI”, y ahí empezó todo. O bueno, más bien cuando este berciano de Villafranca del Bierzo pero con vida en Molinaseca desde los 2 años, se fijara en Ratzinger durante la emisión del funeral de Juan Pablo II, y le dijera a su mujer: “a mi este hombre me suena”.

Es decir, Ratzinger adelantó que sería Papa… y con el nombre de Benedicto XVI. 

 

 

 

Entonces Alfredo Álvarez, recordó aquella postal, la encontró entre tantas recibidas, y le contó a las gentes del Meruelo tal situación, adelantándoles que posiblemente el futuro Papa se llamaría Benedicto XVI y que podría ser la persona que él había visto.
La primera parte de esta experiencia de vida, se solventó con una fumata blanca, mientras las gentes de Molinaseca estaban pegadas al televisor para ver si lo que Alfredo contaba se cumplía. Y así fue. Tanto que cuando Alfredo lo vio en el balcón de la Plaza de San Pedro de Roma, “me empezaron a temblar las piernas”. Pero la historia acababa de comenzar. 

 

 

 

 

Un equipo de Televisión Española se personó en Molinaseca tras la comunicación previa de tal situación entre Alfredo y Marifé, trabajadora de la cadena pública. Y fue en este momento cuando  el relato comienza a dar grandes pasos. Desde RTVE le indicaron que sería preciso un informe caligráfico para “conocer si la postal era auténtica, y en el caso de que no lo fuera desmentirla. Me tenía que arriesgar a eso” añadiendo que “estuvieron durante una semana contando la noticia”. Sin embargo, varias personalidades de la entidad cristiana se han interesado por esta postal, como por ejemplo un sacerdote de la teología en Roma, que “ha venido a ver la postal”, o como “el que te traducía los textos de Benedicto XVI al español. Vino a ver la carta, y aunque le dijo “que no podía decirle que sí era, oficialmente… le dijo que sí era auténtica de forma personal”. 

Y es que, este hecho podría poner contra las cuerdas la validez del cónclave de Roma, debido a este anuncio previo por parte del Papa Emérito, a través de una postal 5 años antes de su proclamación, que se efectuó el 19 de abril del año 2.005. Entre estos detractores, estuvo el ya fallecido Obispo de Astorga, Camilo Lorenzo, quien emitió unas declaraciones para un medio de prensa escrita en las cuales negaba que la postal con el anuncio previo de Ratzinguer, tuvieran validez. Pero nada pudo parar a la confirmación de tal situación, gracias al aval de un informe técnico que estudió minuciosamente cada parte de dicho documento y al que InfoBierzo ha tenido por primera vez acceso. 

Para la prueba, el laboratorio tuvo que extraer muestras de la tinta de distintas partes de la grafía, y además el Colegio de Madrid de calígrafos emitió tras analizar la postal otro informe que avala “que es buena y no está manipulada”. 

 

No cabe duda de que Molineseca, punto de parada obligada en el Camino de Santiago, vivió días únicos alrededor de esta realidad. Aún Alfredo recuerda el revuelo, la tensión y la intriga durante aquella fumata blanca y la espera a que el futuro Papa de Roma saliera al balcón. Pero la sorpresa llegó cuando la historia de Alfredo, no era ficción, era real. La Villa del Meruelo supo antes que el resto de la sociedad que el Papa Emérito recibiría el nombre de Papa Benedicto XVI. Y lo que más enorgullece a la Comarca, un Santo Padre vivió El Bierzo, desde el más puro anonimato, dando la ‘llave de su destino’ a un humilde hospitalario del Camino de Santiago. 

 

 

 

 

Últimas noticias

Todos los contenidos informativos, gráficos y de cualquier otro tipo son propiedad de Infobierzo.com.
Cualquier utilización sin autorización expresa constituye un delito contra la propiedad intelectual.
 


Av Minería 1, 2ª Planta - 24402, Ponferrada 
El Bierzo, León - España.
 
 
Quienes somos / Política de Datos y privacidad / Aviso legal / Usamos cookies
Declaración al lector / Código ético y misión editorial
 
Para contactar con Infobierzo.com, envíe un correo electrónico a 
redaccion@infobierzo.com O llame al 987 42 53 59