Ponferrada dedicará un monolito a la memoria de Jerónima Blanco y a su hijo Fernando Cabo, asesinados en 1936 – INFO BIERZO
Publi movil 63
Publi movil 54

Ponferrada dedicará un monolito a la memoria de Jerónima Blanco y a su hijo Fernando Cabo, asesinados en 1936

Publi movil 55
Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on telegram
Telegram
Share on whatsapp
WhatsApp
Share on email
Email
Share on print
Imprimir

Jerónima Blanco y su hijo, Fernando Cabo, fueron dramáticamente asesinados en 1936 por un grupo de paramilitares fascistas como acto de represalia contra Isaac Cabo (esposo de Jerónima y padre del niño), cuyos restos fueron exhumados de una fosa ubicada en el barrio de Flores del Sil por la Asociación para la Recuperación de la Memoria Histórica en el año 2008

Publi movil 56

Otras noticias

Últimas noticias

El Ayuntamiento de Ponferrada aprobó en el Pleno de este viernes, por unanimidad de toda la Corporación, nombrar un espacio público con los nombres de Jerónima y Fernando, en memoria y homenaje de Jerónima Blanco y su hijo, Fernando Cabo, dramáticamente asesinados -con 22 años y embarazada, ella, con solo 4, él- en 1936 por un grupo de paramilitares fascistas como acto de represalia contra Isaac Cabo (esposo de Jerónima y padre del niño), cuyos restos fueron exhumados de una fosa ubicada en el barrio de Flores del Sil por la Asociación para la Recuperación de la Memoria Histórica (ARMH) en el año 2008. El homenaje a Jerónima y Fernando consistirá en un monolito ubicado en las proximidades del número 340 de la avenida de Portugal de Ponferrada, que incluirá el texto “Jerónima y Fernando. En memoria de…” junto a la fecha y descripción del asesinato.

A continuación, transcripción literal del extracto del informe de Andrés Crespo Prieto, redactor del Informe arqueológico realizado en la excavación de dicha fosa:

“Tras el Golpe de Estado de julio de 1936 y el control por parte de los militares sublevados de buena parte de la provincia de León, se desató una desmedida represión violenta contra la sociedad civil. Como consecuencia directa de la misma y con el objetivo de salvar sus vidas, cientos de personas se refugian en las montañas de la zona, siendo sustentados en estos primeros meses por sus familiares y personas de máxima confianza. Y serán estos apoyos los que sufrirán, en muchos casos, las consecuencias de la represión.

 En este caso, gracias a las labores de investigación llevadas a cabo por parte del personal de la ARMH y a diversos testigos, conocíamos la historia de Isaac Pérez Cabo y su familia. Isaac relató ante un juez militar lo acontecido: huyó a un monte próximo llamado Pajariel, desde donde algunas noches, ocultándose, bajaba a ver a su mujer y a su único hijo, de tres años de edad, llamado Fernando, hasta que en una de aquellas visitas vio, horrorizado, a la puerta de la casa los cadáveres de su esposa Jerónima Blanco Oviedo, de 22 años, dedicada a sus labores, sin filiación política ni sindical, y de su hijo, asesinados aquel día. Que de la misma forma murieron, por aquellos días: su padre, Demetrio Pérez, de más de 70 años, jornalero, sin filiación política ni sindical; su madre, Visitación Cabo González, de 60 años, también sin filiación política o sindical; su hermano Demetrio, de 34 años, casado, jornalero, afiliado a la UGT sin cargo directivo alguno, dejando viuda y dos hijos; su hermano Victorino, de 26 años, jornalero, que vivía con sus padres y también estaba afiliado a la UGT, sin que ostentara ningún cargo; y su hermano político Salvador Blanco, de 38 años y jornalero.

Una auténtica tragedia familiar que comenzó con la muerte de Jerónima Blanco Oviedo, de 22 años y en avanzado estado de gestación, y del niño Fernando Cabo Blanco, hijo de Isaac y de Jerónima y de tan sólo 3 años de edad. Ambos fueron enterrados, después de permanecer varios días “expuestos” junto a la antigua carretera Ponferrada-Ourense, junto a la casa familiar, en el barrio ponferradino de Flores del Sil, en un terreno por entonces destinado a huerta de labranza. Con el paso de los años, este terreno se convirtió en un cobertizo en el que vivían animales y se almacenaba material para las faenas del campo, habiendo sido removidos los restos en obras realizadas en el lugar. A pesar de esto, los trabajos arqueológicos sacaron a la luz algunos de los restos de Jerónima y Fernando, y su caso se presenta como uno de los más impactantes en los que ha trabajado la Asociación”.

Publi movil 57
Publi movil 58
Publi movil 59
Relacionados google

Últimas noticias

Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on email
Todos los contenidos informativos, gráficos y de cualquier otro tipo son propiedad de Infobierzo.com.
Cualquier utilización sin autorización expresa constituye un delito contra la propiedad intelectual.
 

Avenida España 37 - 24402, Ponferrada 
El Bierzo, León - España.
 
 
"Usamos Cookies" / Política de Datos y Responsabilidades del lector
 
Para contactar con Infobierzo.com, envíe un correo electrónico a 
redaccion@infobierzo.com -- deportes@infobierzo.com -- comercial@infobierzo.com -- soporte.tecnico@infobierzo.es