Ponferrada homenajea la Constitución en su 40 aniversario con posturas entre la reforma o reforzar su vigencia

Los partidos políticos con representación en el Consistorio han comparecido de gala en la zona palaciega del Conde de Lemos para celebrar la efeméride de la Carta Magna, que este 6 de diciembre cumple 40 años.

  jueves, 6 de diciembre de 2018

 

Los partidos políticos con representación en el Consistorio han comparecido de gala en la zona palaciega del Conde de Lemos para celebrar la efeméride de la Carta Magna, que este 6 de diciembre cumple 40 años.

Todos los portavoces han apelado al espíritu constructivo de 1978 aunque desde perspectivas diferentes.
Las más marcadas, entre PP y PSOE. Los últimos, a través de su portavoz local, Olegario Ramón, manifestó abiertamente la necesidad de reformar el estado de las autonomías, y los Populares, con la intervención de Ricardo Miranda, defendió la plena validez del texto constitucional vigente, que ahora hay que desarrollar en mayor profundidad para avanzar en el ámbito del bienestar y los derechos recogidos a los ciudadanos.

Entre el interés general o el foco en el Estado del bienestar para quienes propugnan la defensa de la Constitución actual, a los que ven necesario un proceso constituyente para cambiar espacios de convivencia entre las autonomías (con el foco en el escenario de Cataluña en el ambiente).
Lo ideal, apuntó el exalcalde y portavoz de USE, Samuel Folgueral, sería una Constitución 1978 2.0 , aunque como advirtió el portavoz de Coalición por El Bierzo, Pedro Muñoz, si los actuales partidos se encerrasen en busca de un necesario consenso, saldría un texto muy parecido o casi calcado al actual.

 

Intervenciones

 

Para USE, la actual situación de España "arroja un panorama que por fuerza debemos cambiar". Para Folgueral "hablamos de cuatro décadas de Constitución y siempre nos remitimos a la paz, a la prosperidad y al diálogo, pero lo hacemos con la suficiencia de los que lo ven como un hecho redactado en 1978 y no como un libro del que hay que escribir una página todos los días".
Aunque reconoce que "a base de agresiones diarias la calidad de su estructura se va resintiendo, y por las grietas se cuelan vicios" y en ese sentido cree que debe reformarse para reforzarse. Y sobre todo ante el auge "de los populismos". "Encontraremos tal día como hoy a algunos que, desde una trinchera, digan que lo que se conmemora es el inicio del régimen del 78. Y a otros, desde la trinchera del otro lado, calificando de liberticidio lo que es mera higiene democrática. Y en el medio habrá quien alimente el circo populista por confundir gestión con folklore".

 

Desde CB, Pedro Muñoz hizo una reflexión; "si metiéramos en una habitación a todos los representantes de todos los partidos y sensibilidades políticas de nuestro país y les conmináramos a no abandonar dicha habitación hasta haber consensuado un texto fundamental sobre la convivencia, la ley y el respeto al otro, estoy seguro de que dicho texto no diferiría mucho de nuestra actual Constitución Española de 1978".

Y advirtió que "derogarla, trasformarla o modificarla sin que todos nos pongamos de acuerdo en ello, aunque ese acuerdo no sea del todo satisfactorio, sería un error doloroso de consecuencias incalculables, pero seguramente de consecuencias terribles y muy indeseables".
Y apeló al artículo 128, que reza: “Toda la riqueza del país en sus distintas formas y sea cual fuere su titularidad está subordinada al interés general”.

 

Defensió el carácter constitucionalista del PSOE, pero Olegario Ramón fue el más claro sobre la necesidad de la reforma. "La propia Constitución, adelantándose a lo que se entendía ya entonces, en 1978, como una necesidad futura incontestable, estableció sendos procedimientos para su reforma, uno ordinario y otro con mayorías cualificadas, dependiendo de qué parte de la Carta Magna se pretendiera modificar".

"Los socialistas proponemos una reforma de nuestra Constitución de 1978 para consolidar derechos sociales –como la atención sanitaria o las pensiones-, para afianzar la igualdad entre mujeres y hombres, para consagrar nuestro compromiso europeísta -nuestra vocación europeísta nos exige reforzar el compromiso con la Unión Europea más social y decidida a la integración-; y para mejorar la regulación de nuestro Estado de las Autonomías -así, defendimos la creación de la Comisión para la evaluación y la modernización del Estado autonómico, ya puesta en marcha en el Congreso de los Diputados".

 

La intervención del portavoz del PP, Ricardo Miranda, defendió la plena vigencia del texto constitucional que durante 40 años ha brindado "el periodo de paz y prosperidad más largo de nuestra historia", y la necesidad de trabajar para desarrollar todos sus artículos, sobre los que se pueden vertebrar mayores cotas para el Estado del Bienestar.
"Si pensamos en ello, si analizamos aquellos años que marcaron el inicio de una transición ejemplar, cualquier cosa que hoy nos separa, parece una minucia insignificante. Unamos voluntades, dejemos al margen las diferencias, y entre todos, con la Constitución en la mano, luchemos por conseguir mayores cotas de bienestar para nuestra sociedad".

Fue claro al citar el artículo 2: La Constitución se fundamenta en la indisoluble unidad de la Nación española, patria común e indivisible de todos los españoles, y reconoce y garantiza el derecho a la autonomía de las nacionalidades y regiones que la integran y la solidaridad entre todas ellas.
Y el artículo 3: El castellano es la lengua española oficial del Estado. Todos los españoles tienen el deber de conocerla y el derecho a usarla (…).

 

En un sentido similar, en la defensa  de la vigencia constitucional y las opciones de reforma sólo si existiera un consenso amplio y sobre aspectos inviolables como la soberanía nacional en asuntos de interés general y la unidad de España, se posicionó la portavoz de Ciudadanos, Rosa Luna, quien enfatizó sobre el texto actual "como base para seguir impulsando “una democracia fuerte y próspera, enmarcada en una Europa moderna y un mundo globalizado”. La portavoz ha recordado que la carta magna creó “un mundo de libertad, igualdad, justicia y pluralismo político” cuyo respeto garantiza la seguridad jurídica para “evitar un Estado débil y abierto a los ataques nacionalistas y separatistas que buscan romper nuestra unidad y nuestro país”.

 

En cambio, desde Ponferrada en Común se defiende la apertura de un proceso constituyente y sin líneas rojas. Mayores derechos sociales recogidos en la carta magna y articulados en su forma de desarrollo, y reformar el estado de la autonomías son aspectos que empujan a esta reforma según Miguel Ángel Fernández.

 

¿TÚ QUE OPINAS?

¿Es partidario de reformar la Constitución?

Cargando ... Cargando ...


Todos los contenidos informativos, gráficos y de cualquier otro tipo son propiedad de Infobierzo.com.
Cualquier utilización sin autorización expresa constituye un delito contra la propiedad intelectual.
 

Avenida España 37 - 24402, Ponferrada 
El Bierzo, León - España.
 
 
"Usamos Cookies" / Política de Datos y Responsabilidades del lector
 
Para contactar con Infobierzo.com, envíe un correo electrónico a 
redaccion@infobierzo.com -- deportes@infobierzo.com -- comercial@infobierzo.com -- soporte.tecnico@infobierzo.es