Qué ver y qué hacer en Cacabelos: La villa del Cúa y capital del Vino del Bierzo

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on telegram
Telegram
Share on whatsapp
WhatsApp
Share on email
Email
Share on print
Imprimir

  Esta localidad berciana se encuentra en el corazón del Bierzo, en un hermoso valle junto a la ribera del río Cúa dónde se puede sentir la esencia de la comarca en todo su esplendor. Llamada popularmente como ‘el centro de la olla berciana’ aparece designado en la literatura romana como “Bergidum Flavium”. Te descubrimos […]

Patricia Rodríguez Rodao
Patricia Rodríguez Rodao

Últimas noticias

 

Esta localidad berciana se encuentra en el corazón del Bierzo, en un hermoso valle junto a la ribera del río Cúa dónde se puede sentir la esencia de la comarca en todo su esplendor. Llamada popularmente como ‘el centro de la olla berciana’ aparece designado en la literatura romana como “Bergidum Flavium”. Te descubrimos una villa con mucha historia, mucha vitalidad y mucho que ofrecer a sus visitantes. Cacabelos supone un inmejorable lugar para el descanso de los peregrinos en su Camino de Santiago, posee ‘playa fluvial’ en los meses estivales y junto con sus paisajes de viñedos, el municipio es un tesoro del turismo rural y de naturaleza. Además, en esta tierra de vinos, se sitúa la sede del Consejo Regulador de la D.O. Bierzo y el Museo del Vino. ¿Quieres hacer una escapada sin perderte ningún rincón? Te detallamos todos los lugares indispensables que no pueden faltar en tu visita para conocer a fondo la ciudad:

 

  • Ermita de San Roque

Se reconstruyó a finales del siglo XVI por orden de un noble de la época y fue nombrada “Ermita de la Vera Cruz” pero pocos años después, tras las mortíferas pestes, se decidió cambiar su santo protector por el de San Roque. Desde ese momento y hasta la actualidad ha sido apuntalada en varias ocasiones. En su interior se encuentra la imagen de San Roque, al que acompañan dos altorrelieves de madera policromada que representan a San Gil de Casayo y San Herberto de Cerdeña.

 

  • Calle Santa María

Es la artería principal de la localidad y hay que verla inevitablemente porque a ella van a dar todas las calles y callejuelas del casco urbano. En sus extremos están las dos puertas de la ciudad medieval: la de Cimadevilla y la de San Andrés; la primera junto a la actual ermita de San Roque y la segunda próxima al templo parroquial de Nuestra Señora de la Plaza. En la calle Santa María se localizan ejemplos destacados del patrimonio arquitectónico civil y religioso de la localidad, con las casonas con sus fachadas blasonadas, muchas de ellas de estilo barroco.

 

  • Plaza del Vendimiador

El “Monumento a la Vendimia” que creó el genial artista Pedro Francisco García Cotado en 1983, autor vinculado a Cacabelos desde hace medio siglo, es un homenaje a la viticultura y los caldos bercianos. Popularmente se conoce como la “Estatua del Vendimiador”, que da nombre a la plaza dónde se ubica y se trata de una obra única en el estatuario nacional en su género por su maestría, temática y ejecución.

 

  • Iglesia de Santa María

Se encuentra en pleno centro de la villa y, de su estructura original, consagrada con todos los honores por el obispo de Santiago, Diego Gelmírez, en 1108, solamente permanece en pie el ábside románico, ya que en el siglo XVI se reedificó casi en su totalidad. Posteriormente le han sucedido diversas mejoras y reparaciones, la última en 1904 cuando se construyó la característica torre “neorromántica”.  En la fachada se halla una imagen pétrea de la Virgen de la Edrada del siglo XIII y en el interior alberga un interesante Cristo del siglo XIV sobre una cruz que lleva tallado el árbol de la vida.

 

  • El Puente Mayor y la playa fluvial 

La playa fluvial de Cacabelos es una de las piscinas naturales más concurridas de la comarca berciana. Sus márgenes están adaptados, especialmente el de la derecha, para el disfrute de los bañistas que se acercan sobre todo en verano para darse un chapuzón en el río Cúa. Con una amplia zona de césped y un trampolín, Cacabelos es una de las playas fluviales de referencia en el Bierzo. Sus numerosos árboles proyectan amplios lugares de sombra para esos días especialmente calurosos, y en sus cercanías hay un parque. Los peregrinos en su camino a Santiago de Compostela realizan el paso por el Puente Mayor que cruza el río y desde el cual se puede contemplar la playa fluvial de Cacabelos. Con sus más de 100 metros de longitud y sus seis bóvedas de sillería, el Puente Mayor de Cacabelos es uno de los monumentales mejor conservados de la provincia leonesa. El puente sobre el río Cúa existe desde época romana, aunque el que hoy podemos contemplar data de los siglos XVI y XVII. Cabe destacar que en las inmediaciones de dicho puente tuvo lugar la famosa “Batalla de Cacabelos” entre las tropas francesas e inglesas el 3 de enero de 1809 y que cada año se rememora con la escenificación de una recreación histórica.

 

  • El Santuario de las Angustias

A las afueras de la localidad, tras pasar el Puente Mayor,  se encuentra el Santuario de las Angustias. Se tiene constancia documental de la existencia, en este mismo lugar, de una ermita dedicada a la Virgen María, sin embargo, tanto el edificio actual como la mayoría de retablos, pinturas e imágenes que se conservan, datan del siglo XVIII, época en la que se construyó. Es muy curiosa la imagen de la patrona, la Virgen de la Quinta Angustia, de impresionante belleza y vestida como las viudas castellanas del siglo XV. También es digna de admirar la bóveda que se sitúa encima del camerín de la Virgen, con pinturas rococó y el espléndido órgano del siglo XIX, procedente del monasterio de Carracedo.

 

  • Museo M.A.R.C.A.

No podemos abandonar la localidad sin visitar su Museo Arqueológico, situado en una antigua bodega de finales del siglo XIX, es uno de los edificios más interesantes de la arquitectura civil de Cacabelos y contiene piezas desde la prehistoria hasta la actualidad para que el visitante realice un viaje a través del tiempo. En uno de sus espacios destaca la cultura material de los yacimientos de Castro Ventosa y La Edrada y también cuenta con una zona dedicada al mundo de la viticultura. El museo completa su programa con talleres educativos y científicos para todas las edades además de diversas exposiciones temporales.

 

 

  • Sede del Consejo Regulador de la Denominación de Origen Bierzo

Desde 1989 el Consejo Regulador se ocupa de velar por el cumplimiento de su Reglamento donde se establecen, entre otros, los requisitos de laboreo, control y producción de los vinos del Bierzo amparados bajo la D.O. que, en febrero de 2021, obtuvo la acreditación de la Entidad Nacional de Acreditación (ENAC), lo que le convirtió en la primera Denominación de Origen de Castilla León de vinos con capacidad para certificar la elaboración de vinos según la norma internacional de calidad UNE-EN ISO 17065 de certificación de producto. Esta acreditación refuerza el compromiso de garantía de calidad de la Denominación de Origen y de sus bodegas con los más exigentes sistemas de calidad internacionales, lo que supone una garantía de confianza para los consumidores. Controla el origen de su producción, teniendo en cuenta los 22 municipios adscritos a la D.O. Bierzo: Arganza, Bembibre, Borrenes, Cabañas Raras, Cacabelos, Camponaraya, Carracedelo, Carucedo, Castropodame, Congosto, Corullón, Cubillos del Sil, Molinaseca, Noceda, Ponferrada, Priaranza, Puente Domingo Flórez, Sancedo, Vega de Espinareda, Villadecanes, Toral de los Vados y Villafranca del Bierzo. En 2019 se incorporaron 10 nuevos municipios que fueron zonas vitícolas en el pasado: Benuza, Berlanga del Bierzo, Fabero, Folgoso de la Ribera, Igueña, Oencia, Sobrado, Toreno, Torre del Bierzo y Trabadelo.

 

  • Museo del vino

El vino forma parte de la cultura de Cacabelos y debido a ello esta villa es el centro de la D.O. Bierzo. Situado en la sede de la cooperativa “Vinos del Bierzo” nos muestra desde el momento en que se planta la viña hasta el resultado que se embotella para su venta. Este museo nos transporta a realizar un recorrido por diferentes épocas a través de sus herramientas más ancestrales, el tratamiento y recolección, la maquinaria para su elaboración, así como los envases y etiquetados, recogiendo la importancia económica, cultural y social que el vino ha tenido en la villa a lo largo de su historia.  

 

  • Paisaje de viñedos

Cacabelos es parada fundamental en la ruta de enoturismo en el Bierzo y sus vistas nos acercan a viñedos de Mencía. Los paisajes vitivinícolas constituyen un elemento de gran valor que realza y enriquece los componentes patrimoniales de este territorio. Un mar de viñedos flanquea las ruinas de las fortaleza de Castro Ventosa, entre los municipios bercianos de Cacabelos y Villafranca, dónde no sólo se disfruta catando sus vinos sino también recorriendo el espectacular paisaje que le rodea. Sobre todo en otoño cuando los tonos ocres y rojizos se adueñan del paisaje.  

 

  • Ronda de vinos

Cacabelos cuenta con una gastronomía espectacular. En cualquiera de sus establecimientos se puede degustar la comida tradicional o actual. La empanada de batallón, el botillo, el caldo berciano, el asado de cabrito, el pulpo a la gallega e infinidad de postres como el roscón mojado en vino o licor, las castañas en almíbar y las cerezas en aguardiente. No debemos olvidar, que en las cafeterías, bares, bodegas y tabernas repartidos por la villa, se pueden degustar toda clase de pinchos y tapas, que hacen que la “ronda de vinos” sea, no solamente una tradición local, si no un atractivo más de ocio.

 

  • Moncloa de San Lázaro

Uno de los establecimientos más emblemáticos de Cacabelos, este edificio tradicional berciano fue un antiguo hospital de peregrinos en el siglo XVII. Cada uno de los espacios que se han acondicionado en su café-salón y restaurante están pensados especialmente para el disfrute de los diferentes momentos del día, un lugar de encuentro mañana, tarde y noche. Cuentan con una tienda, ubicada en una palloza, en la que ofrecen productos típico y artesanos de la zona. Además de la deliciosa comida tradicional berciana también es posible disfrutar de música en directo con el mejor ambiente. Y te puedes quedar a dormir en su Hotelito con encanto de 8 habitaciones, en la Casina de Terobe o en el Hostel cerca de la Plaza Mayor.

 

  • Castro Ventosa

 

El yacimiento arqueológico de Castro Ventosa se encuentra situado en el pueblo de Pieros (Municipio de Cacabelos) compartiendo territorio con Villafranca del Bierzo, sobre un cerro formado por el río Cúa a 638 metros de altitud, y desde el cual se puede contemplar prácticamente la totalidad de la comarca. El vestigio más monumental del yacimiento de Castro Ventosa es la magnífica muralla de Época Bajo Imperial Romana. Este elemento estructural, poderosamente atractivo, fue declarado Monumento Histórico en 1931, y actualmente protegido como Zona Arqueológica. Independientemente del valioso legado patrimonial que supone el Castro de la Ventosa, el enclave ejerce como espléndida atalaya del Bajo Bierzo, ofreciendo una de las panorámicas más hermosas de toda la comarca tal como sugiere la descripción del escritor romántico Enrique Gil y Carrasco “… en vez de montes monótonos y cerrados (…), encontrase la vista la inmensidad del mar, sería, sin duda, uno de los más hermosos puntos del globo”.

 

  • Festividad San Antón

 

La tradicional celebración de la festividad de San Antonio Abad, popularmente conocido en la zona como San Antón se realiza en la iglesia parroquial del municipio. El patrón de los animales congrega a decenas de bercianos para cumplir con la tradicional bendición de las mascotas. San Antonio Abad es considerado el patrón de los animales domésticos y, según la leyenda, era un gran amante de los animales que llegó incluso a sacarle a un león la espina que tenía clavada en una de sus garras. Es por ello que su figura siempre aparece representada junto a burros, gallinas, ovejas y cerdos.

 

  • Festividad San Isidro 

El homenaje a San Isidro es una de las tradiciones más arraigadas en la villa del Cúa, se celebra en mayo y es la fiesta dedicada expresamente a los agricultores. San Isidro Labrador marca el inicio de la temporada de trabajo en el campo berciano. Se festeja con una procesión en la que portan la imagen del santo y engalanan sus tractores con flores para pedir al patrón una buena cosecha mientras recorren las calles de la villa del Cúa, los motores y los claxon forman parte del sonido ambiente.

 

Últimas noticias

Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on email
Share on facebook
Share on twitter
Share on telegram
Share on whatsapp
Share on email
Share on print
Todos los contenidos informativos, gráficos y de cualquier otro tipo son propiedad de Infobierzo.com.
Cualquier utilización sin autorización expresa constituye un delito contra la propiedad intelectual.
 


Av Minería 1, 2ª Planta - 24402, Ponferrada 
El Bierzo, León - España.
 
 
Quienes somos / Política de Datos y privacidad / Aviso legal / Usamos cookies
Declaración al lector / Código ético y misión editorial
 
Para contactar con Infobierzo.com, envíe un correo electrónico a 
redaccion@infobierzo.com O llame al 987 42 53 59